6 claves para construir una estrategia efectiva de RR.HH. en PYMES

6_claves_estrategia_pymes

Hoy en día el emprendimiento abre muchas posibilidades de desarrollo y en Latinoamérica las PYMES son las que llevan a cuestas el principal sustento, ya que son generadoras de empleo. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, representan alrededor del 99 % del total de las empresas y dan empleo a cerca del 67% del total de trabajadores.

Por ejemplo, en México, según el INEGI los establecimientos PYMES aportan el 30.7% del personal ocupado. Por ello, queremos darte las 6 claves para hacer crecer tu negocio a través de una eficiente gestión de Recursos Humanos.

Y es que por muy sorprendente que parezca, cualquier situación que afecte al personal va a tener un impacto directo en el desarrollo del negocio independientemente del tamaño de la empresa. Generalmente, las pequeñas y medianas empresas optan por que las políticas de RRHH se limiten a cuestiones administrativas y capacitación. Sin embargo, la gestión eficaz de personas es el medio por el que la empresa pueden conseguir mejorar la productividad de los colaboradores y , por ende, la rentabilidad del negocio.

La misma CEPAL asegura que las PYMES en promedio alcanza tan sólo el 6% de la productividad laboral que alcanzan las grandes empresas de la región latinoamericana. Y quizá una de las áreas de oportunidad más claras es el rezago en los procesos de digitalización, ya que según un estudio del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) menos del 40 % tienen desarrollada esta parte. Por tanto se hace necesario construir una estrategia transformadora para que estos negocios puedan tocar los cuernos de la luna.

6 claves para construir la estrategia

En todas las empresas las personas son la base real del negocio, por lo que resulta indispensable poner foco en la captación de talento de valor que no sólo cuente con habilidades técnicas, sino también que encaje con la cultura que se promueve dentro de la organización.

Y ya consolidada la contratación de ese talento será de suma importancia fidelizarlos. La clave está en construir un journey en el que desde el primer momento que las personas tengan el primer contacto con la empresa vivan una experiencia digna de compartir. Pero, ¿ cómo lo vas a lograr?

1. Fortalece la cultura de tu empresa. El punto de partida para construir una cultura organizacional sana, una vez definida esta, es contratar personas alineadas con la empresa y con los valores que se promueven en ella, para que de esa forma, puedan comportarse con base en ellos de forma coherente. Es así como se conseguirán los comportamientos deseados para lograr los objetivos de la organización y sin fisuras. Para crear una cultura organizacional, debes tomar en cuenta lo siguiente:

  1. Definición de objetivos del negocio
  2. Valores de la organización
  3. Definición de producto y servicio
  4. Establecimiento de roles
  5. Identificación de líderes
  6. Documentar procesos internos y externos

2. Reclutamiento de personas transformadoras. En el pasado los procesos de reclutamiento estaban basados en los conocimientos técnicos de los candidatos. Sin embargo, en la actualidad las soft skills han cobrado relevancia equiparándose a la importancia del conocimiento técnico. El motivo es que se ha demostrado que ese valor agregado que puede ofrecer el talento es clave para mejorar los resultados del negocio y generar un ambiente laboral sano y, por lo tanto, productivo.

La flexibilidad, el trabajo en equipo, la comunicación, el autoliderazgo y la adaptabilidad al cambio son elementos muy necesarios en los profesionales para poder hacerle frente a una nueva realidad que exige inmediatez para recibirla y asumirla.

El candidato ideal -el que encaja en el puesto, en la cultura y en el equipo-, es como la búsqueda del santo grial, para los reclutadores. Para mejorar la efectividad, hoy existen soluciones como SherlockHR que permiten medir el grado de adecuación entre los candidatos postulantes y la empresa. Esto permite a los reclutadores prestar más atención a las personas seleccionadas para el proceso, ya que la tecnología se encarga de filtrar a los postulantes que cuentan con las habilidades técnicas necesarias así como evaluar mediante diferentes test de personalidad, las habilidades blandas de los candidatos.

3. Employer Branding. La marca empleadora, debe posicionarse de la misma forma en la que logramos darle visibilidad al producto o servicio que ofrecemos. En el entorno laboral actual, cuidar y promover la imagen corporativa interna al exterior -el cómo se trabaja día a día en la empresa-, contribuye a atraer -o ahuyentar- a los profesionales más calificados. Hoy la información que se puede encontrar en Internet y en las redes sociales (propias o ajenas) juegan un papel muy importante en la imagen de las organizaciones.

Promover el sentido de pertenencia de los colaboradores es una garantía para seguir atrayendo talento valioso. Una referencia positiva de quienes están dentro de la organización siempre será bien valorada por aquellas personas que están buscando una oportunidad laboral. Contar con un programa de referidos automatizado puede ayudarte a vislumbrar qué tan satisfechos se sienten tus colaboradores como para recomendarle a otra persona que se postule.

Adicionalmente, es muy importante mantenernos muy cerca de los candidatos, estar en constante comunicación con ellos e incluso que experimenten una satisfacción desde el inicio del proceso de selección. Ofrecerles una grata experiencia, también será un punto extra para nuestra marca empleadora, independientemente de que sean contratados o no.

4. Rotación de personal. Uno de los grandes dolores de toda empresa es la rotación de personal, pues según el Huffington Post, perder a un trabajador puede costar entre 1.5 y 2 veces más que el salario anual del empleado .

Por ello, es muy importante ofrecer a los nuevos fichajes un acompañamiento continuo que da inicio en su primer día laboral. Conocer sus tareas, sus objetivos, al resto de compañeros de otros departamentos, tener clara la misión y la cultura de la empresa, las herramientas a punto que va a necesitar y, como no, algún detalle corporativo de bienvenida, para que desde el primer día “se pueda poner la camiseta”.

Un onboarding de calidad siempre debe ser bidireccional, es decir, basado en la interacción constante entre la organización y los colaboradores. Lo anterior, ayuda a integrar de una forma más orgánica al colaborador y a que absorba de una forma más profunda los valores que se promueven en ella, y por ende, se incremente su productividad.

5. Reskilling. El desarrollo de habilidades y competencias es fundamental en una era de trasformación digital. Un estudio realizado por el Boston Consulting Group, reportó que el 86% de la fuerza laboral en Latinoamérica, ha mostrado interés en hacer reskiling para obtener un nuevo empleo. Para hacer suceder este recurso dentro de una organización, la formación y capacitación continua son fundamentales para darle un direccionamiento estratégico tanto a los colaboradores como al negocio.

6. Motivación. Este concepto es la vitamina más poderosa que puede existir dentro de una organización para alcanzar el éxito. Y es que en el último año se hizo necesario voltear a ver aspectos que antes no eran tan visibles y prioritarios. Con la llegada de la pandemia, nos dimos cuenta de lo importante que es la salud de las personas, nos conocimos en la distancia y aprendimos a sobrellevar la incertidumbre.

El mercado laboral está en constante transformación y actualmente la retribución económica no es lo único que las personas valoran para permanecer en una empresa. Hoy la flexibilidad, el desarrollo personal y profesional y el liderazgo inspirador resultan necesarios para crear una estrategia de fidelización de talento efectiva en la que su bienestar físico y emocional se ponga por encima de todo. Es por ello que son necesarios planes de motivación de manera continuada, dentro de las empresas, aunque estas sean pequeñas.

Tecnología para reclutar talento: la inversión que te llevará al éxito 

Aunque parezca increíble la evolución tecnológica ha contribuido a la humanización de procesos. Invertir en una solución de reclutamiento como SherlockHR permitirá a las pequeñas y grandes empresas medir la efectividad de sus estrategias, estar más cerca de los candidatos y acortar tiempos a la mitad, a la hora de conseguir talento ganador.

El objetivo de estas soluciones es contribuir a asegurar la prosperidad de la empresa. Porque el punto de partida de un negocio rentable es encontrar el recurso humano preciso para hacerlo suceder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *