¿Cómo gestionar la avalancha de currículums?

avalancha_cvs

Antes de la pandemia, muchas ofertas de empleo recibían unos 400 currículums en promedio. Hoy en día, este número se ha multiplicado y ahora los gestores deben lidiar con una gran avalancha de CVs lo más rápido y mejor que puedan.

La crisis ha provocado que se incremente el número de profesionales que buscan empleo y esto repercute de forma directa al trabajo de los reclutadores.

Aunque haya aumentado el número de candidatos, el trato y la experiencia que deben vivir no ha variado ni un ápice. Así que el reclutador debe gestionar más de mil currículums vitae y mantener los tiempos de contratación para poder dar un soporte activo a la empresa.

¿Cómo puedes hacerlo?

La tecnología se ha vuelto imprescindible. No solo por la cantidad sino también por la efectividad. El personal del área de Recursos humanos debe contar con las herramientas digitales que les permita filtrar a los candidatos y al mismo tiempo darles una experiencia personalizada.

SherlockHR es la plataforma digital que te ayuda en tus procesos de selección y digitaliza la mayoría de las tareas burocráticas.

Además, cuenta con la funcionalidad de Smart Recruiting que te permite filtrar a los candidatos sin tener que dedicar mucho tiempo a esa parte del proceso.

Empecemos por el inicio. SherlockHR permite añadir a tus ofertas de empleo preguntas de filtrado o Killer Questions. Estas preguntas distribuirán automáticamente a los candidatos, según, sus respuestas, en las carpetas correspondientes: bien en la de descartados, si no cumplen los requisitos predefinidos; o en la siguiente carpeta, para continuar dentro del proceso.

¿Cómo te beneficia esto? Pues puedes descartar en una primera ronda y sin tener que dedicar tiempo a todos aquellos que no cumplan con alguno de los requisitos mencionados en la descripción de la oferta de trabajo.

Psicometrías y test

Otra de las funcionalidades de las que dispone SherlockHR para ayudarte a manejar esa cantidad de hojas de vida, son las psicometrías, así como los test de habilidades y conocimientos.

Según el perfil que estés buscando puedes añadir un test para saber qué personalidad tiene, qué habilidades, el nivel de inglés…

Estos cuestionarios se realizan de forma online, con tiempo determinado, para que el candidato pueda realizarlo desde casa y la propia herramienta los revise. Juntamente con las psicometrías precargadas, la empresa también puede diseñar test a medida para sus candidatos.

Una buena opción es pedir que realicen un test de empatía cultural, con el que podrás saber si el profesional que opta al puesto comparte los valores y la misión con la empresa.

Una de las mayores preocupaciones de los reclutadores actualmente es que, al no disponer de las entrevistas presenciales, cuesta mucho identificar si un candidato tendrá similitudes con la misión y visión empresarial. Esto puede deberse, principalmente, a que las charlas distendidas antes de la entrevista o a esos momentos para interactuar con otros candidatos mientras esperan, ha desaparecido totalmente. El gran desafío del reclutamiento es obtener la misma información que antes, pero ahora a través de una pantalla.

Realizar psicometrías te ayudará a filtrar de nuevo esos currículums. Además, al poner un tiempo determinado para realizar el test. Por ejemplo, un candidato dispone de tres días para responder, una vez que ha recibido por correo la invitación a participar de esta etapa, lo que hace que el proceso mantenga el ritmo y no se detenga.

Uno de los beneficios de usar SherlockHR es que la revisión puede ser muy rápida y filtre de forma automatizada a los candidatos que estén por encima de la nota de corte que la empresa o el gestor ha puesto.

Videoentrevistas

Tras la automatización y los diferentes filtros, el reclutador se encuentra ante un grupo gestionable de currículums; es el momento de hacer uso de la videoentrevista.

Esta herramienta permite lanzar a los candidatos una batería de preguntas y que estos respondan en video. Tienen unos dos minutos para dar una respuesta acorde a la pregunta.

Cuando tengan toda la batería de preguntas respondidas, la mandan de vuelta. SherlockHR notificará al gestor de este proceso que ya puede revisar las videoentrevistas realizadas.

Este tipo de entrevista permite continuar con el proceso, ver qué tal responde el candidato y al gestor le permite hacer una lectura en profundidad de las respuestas y el lenguaje corporal.

El uso de la videoentrevista ha aumentado a nivel mundial. En Latinoamérica el 85% de las empresas han incorporado este tipo de entrevista en sus procesos de selección y muchos de ellos piensan mantenerla cuando termine la pandemia, tras descubrir todas las ventajas que conlleva.

Esta herramienta es de gran utilidad en los últimos pasos del proceso, cuando ya has filtrado la mayoría de los currículos y queda una cantidad gestionable de candidatos.

Recuerda que en este paso el gestor deberá dedicar tiempo a revisar las entrevistas, puntuar al candidato y seleccionar si pasó o no a la siguiente fase.

El jefe de departamento también podrá tener acceso a las respuestas de la videoentrevista y podrá añadir sus comentarios a la ficha del candidato.

Comunicación constante: email, Whatsapp y Skype

La comunicación se ha vuelto esencial para proporcionar una buena Candidate Experience, pero también para avanzar con el proceso y no perder a los mejores por el camino.

SherlockHR permite enviar correos personalizados a todos los candidatos en cada parte del proceso. Podrás editar el contenido del mail y usar etiquetas personalizadas para ir contactando con el candidato en cada fase, por ejemplo, si ha sido descartado por las preguntas de filtrado, si ha superado un test o si es convocado para una videollamada.

Además del email, también puedes usar WhatsApp o Skype para contactar con los candidatos. Te recomendamos usar esta opción cuando el proceso esté más avanzado.

Podrás realizar una videollamada para la entrevista o bien comunicarte con el candidato a través de mensajes. El uso de estas herramientas permite la inmediatez y el contacto más personal con los profesionales que están en las últimas etapas del proceso de selección.

Ahora no hay excusa para no informar de cómo evoluciona el proceso y si continúa o no para alcanzar el empleo.

El 70% de los candidatos no reciben ningún comentario por parte de la empresa durante la primera semana en la que se inscriben a una oferta. Eso hace que tengan una experiencia negativa y sean más reacios a recomendar a la empresa entre sus amigos y conocidos.

La tecnología permite superar esta limitación , contactar con tantos candidatos en un breve espacio de tiempo, y pone al alcance del gestor realizar buenas prácticas de reclutamiento.

No esperes más y digitaliza tus procesos. En 2025 casi el 85% de las empresas realizarán un reclutamiento 100% digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *