Employer Branding: un entramado de comunicaciones

employer_branding

El Employer Branding hace referencia a la reputación de marca empleadora que tiene una empresa a la hora de atraer y contratar nuevo talento.

En pleno 2021 esta reputación se crea a partir de un entramado de comunicaciones, algunas oficiales y otras no. Poco a poco el poder de las palabras de los colaboradores ha ido tomando relevancia y ha incrementado el valor de la marca.

A estas comunicaciones también se añade lo que aparece publicado de la empresa, los comentarios de los candidatos que han estado en un proceso con la organización e incluso las declaraciones en redes sociales de parte del equipo.

El Employer Branding permite atraer el talento, es una especie de faro que consigue conectar con profesionales que persiguen los mismos sueños que la empresa. Invertir tiempo y recursos en Employer Branding trae beneficios a la empresa, no solo en atracción de nuevos candidatos, sino también en la percepción positiva que los clientes tienen de nosotros.

Algunas empresas han tenido boicots de sus consumidores por cómo se trataba a los trabajadores. La reputación de marca pone en relieve el trato y los beneficios de un colaborador para que trabajar ahí sea atractivo para el resto.

Comunicación constante

La empresa debe tener un diálogo constante con todos sus interlocutores. Es necesario que comunique y responda a los mensajes, que se humanice y participe en la conversación.

Nadie permanece mudo en un mundo hiperconectado. Hoy las empresas disponen de redes sociales, páginas de “Trabaja con nosotros”, intranet e incluso medios de comunicación.

El área de Recursos Humanos había, hasta ahora, dejado esa responsabilidad en el departamento de Comunicación. Sin embargo, es necesario que se escuchen diferentes voces, aunque todas con los mismos criterios, para poder convertir a la empresa en un gran foco de talento.  

La Comunicación Corporativa se centra en los mensajes de la marca, pero Recursos Humanos debe participar en los mensajes destinados a trabajar la reputación de marca empleadora.

También es responsable de recibir el feedback que dan los candidatos y los empleados sobre el proceso de reclutamiento. Solo con estos mensajes de retroalimentación pueden mejorar las acciones.

Es necesario contar con equipos multidisciplinarios para trabajar en una estrategia de comunicación conjunta. Es necesario que el equipo de Recursos Humanos tenga una voz visible en ese entramado que hemos comentado al inicio del artículo.

Los candidatos han evolucionado y los profesionales pueden elegir donde desarrollar su carrera. Estos profesionales suelen revisar las condiciones de los trabajadores antes de decidirse por el cambio.

Es normal, antes de decidirte por un celular, revisar las opiniones y comentarios de otros usuarios. Así sabes con qué problemas te puedes encontrar y también los beneficios que te reporta tenerlo.

En la actualidad eso sucede exactamente a la hora de buscar un empleo. Muchos profesionales no quieren cambiar de empresa sin saber qué se pueden encontrar dentro.

Employee advocacy

Estas acciones de branding permiten atraer a candidatos más comprometidos, ya que han visto en redes sociales o portales las opiniones de los propios colaboradores. Es una comunicación de dentro hacia fuera y tiene mucha más credibilidad que un comunicado oficial.

El employee advocacy hace referencia a la promoción de una organización por parte de sus empleados. Estos mensajes permiten ahorrar dinero en comunicación y a la vez tienen la capacidad de reforzar los mensajes y valores de la propia empresa.

Los colaboradores se convierten en embajadores de la marca y son los portavoces del Employer Branding de la organización.

Cuando lees comentarios de gente que está dentro y te cuentan que se sienten bien trabajando ahí, recomiendan las ofertas de empleo e incluso comparten imágenes de eventos corporativos a los que han asistido, la comunicación se hace más real y el impacto más positivo.

El potencial de este recurso es enorme y muchas empresas cuentan con profesionales seniors para promocionar, a través de sus redes sociales, la imagen de la marca de forma proactiva.

Los principales beneficios de esta comunicación son:

  • Generar confianza y credibilidad de la empresa.
  • Mostrar el lado más humano, una empresa está hecha de personas.
  • Aumentar de forma potencial el alcance que puede tener una publicación de la empresa.
  • Diferentes formas de acercarse a los candidatos. En este caso a través del uso de primera persona y mucho más natural.
  • Capacidad de atraer candidatos que actualmente ya están trabajando.
  • Ayudar a mejorar la reputación de marca, tanto para candidatos como para clientes.
  • Transmisión más económica de los mensajes.

Convencer a los colaboradores

Muchos profesionales son reticentes a compartir esta información, sin embargo, Recursos Humanos debe encontrar a las personas perfectas para convertirse en embajadores de la marca.

Es bueno que los colaboradores compartan esta información; también es posible detectar y asignar a los embajadores y proponerles temas para compartir información de la empresa.

Uno de los principales beneficios para los empleados es potenciar sus redes profesionales y crear una fuerte red de networking. Esto, en lugar de asustar a las empresas, debe suscitar justo lo contrario.

La reputación de nuestros colaboradores también incide en la marca y puede ser un foco más para la atracción de talento. La empresa comunica, aunque ella no sea consciente.

La comunicación se basa en un entramado de mensajes y canales, es necesario ser conocedor del punto de partida y fijar los objetivos para mejorar el Employer Branding de la empresa.

Ya no basta solo con una buena job description, va más allá. Una vez un candidato vea la vacante investigará la empresa, el trato a los empleados, su reputación en el mercado. Cuanta más información y conocimiento de los valores, más afín serán los candidatos que opten al puesto.

Ahora es el momento de prestar atención a esta comunicación y verás como el número de vacantes a tu candidatura sube, así como el grado de adecuación entre los candidatos y los valores de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *