Encuentra al mejor profesional para tu empresa gracias al grado de adecuación

grado_adecuacion

La tecnología ha puesto a nuestro alcance la posibilidad de encontrar al mejor profesional para nuestra empresa. Las herramientas digitales, la Inteligencia Artificial, el Big Data y la experiencia del reclutador nos permiten dar en el clavo y hacer match.

Podríamos decir que la Inteligencia Artificial se convierte en cierta manera en el cupido digital. El amor es un sentimiento profundamente humano, pero no por ello ha sido ajeno a la digitalización.

Hasta hace muy poco, encontrar pareja implicaba casi siempre recurrir a nuestro círculo más cercano. Sin embargo, en la última década un sinfín de aplicativos han roto todos los esquemas, el uso de algoritmos permite unir parejas según las características y gustos afines, sin tener en cuenta sus localizaciones o círculos.

Se abre una nueva ventana de posibilidades y aquello que antes quedaba fuera de nuestro alcance, ahora es posible.

Pues esa tecnología que permite unir parejas también es usada por Recursos Humanos y crea la posibilidad de hacer match con el candidato ideal.

El Big Data permite analizar en segundos grandes volúmenes de información, identificando perfiles de usuarios y vinculándolos con las vacantes y empresas afines.

“El análisis masivo de datos, puestos de una manera lógica, puede ayudarnos a elegir a la pareja perfecta, minimizando nuestra clásica tendencia a tomar una decisión equivocada, basada en la intuición o la primera impresión”, explica el artículo del blog Big Data International Campus.

Igual que Netflix o Spotify te recomiendan productos que saben que te van a gustar, las soluciones tecnológicas de reclutamiento hacen una cosa parecida, te permite ver el grado de adecuación y la compatibilidad de ese profesional con lo que estás buscando. Te recomienda perfiles que han aplicado a la oferta y encajan con los requisitos que la empresa quiere.

El modelo Smart Matching: ¿qué es y cómo funciona?

SherlockHR dispone entre sus soluciones de una funcionalidad llamada Smart Matching. Está basada en los parámetros introducidos por la empresa y calcula, según los datos del candidato, que tanto por ciento de sus habilidades, conocimientos y localización ajustan con la vacante a la que ha aplicado.

Nos permite obtener un listado según el porcentaje de adecuación a la vacante, lo que hace que la preselección de candidatos sea más rápida y fácil de hacer. Se basa en datos empíricos y facilita la toma de decisiones en base a cifras. Debemos recordar que ninguna tecnología es útil sin la mano y la experiencia del profesional que está detrás.

En este caso, los reclutadores pueden gestionar los parámetros y añadir los aprendizajes obtenidos a lo largo de su carrera profesional, los aciertos pasados para eliminar el margen de error en la elección del futuro colaborador.

La tecnología se ha convertido en una herramienta más para mejorar la experiencia en los procesos de selección y a la vez ahorrar tiempos y costos a la organización.

Tras conocer el grado de adecuación, podemos realizar test de habilidades, personalidad o integridad, que aportarán información adicional a ese cálculo. Al fin y al cabo, no solo se contrata a alguien por lo que sabe, también por cómo lo hace y quién es.

En ese porcentaje debemos tener también en cuenta si comparte los mismos valores de la empresa. Un gran número de personas contratadas abandona la empresa tras los primeros 6 meses, al darse cuenta de que no tienen nada en común su filosofía de vida con los valores que promueve la empresa.

Es mejor darse cuenta antes y así evitar perder el tiempo y el dinero en volver a empezar desde 0.

¿Qué parámetros usar para filtrar candidatos?

Hasta hace poco los reclutadores contaban con las preguntas de filtrado o Killer Questions para descartar profesionales inscritos en la oferta.

SherlockHR tiene también la opción de usar el grado de adecuación que calcula el tanto por ciento que se adecua la personas que ha postulado, a lo requerido en la job description.

Además, permite a la empresa personalizar los parámetros y así afinar un poco más ese Smart Matching.

La empresa parte de una propuesta y la ajusta para analizar aquellos aspectos del candidato que pueden casar, o no, con la empresa.

Para facilitar el filtrado, la herramienta de selección también cuenta con test y evaluaciones digitales que nos facilitan la corrección de las evaluaciones y nos muestran el resultado de ese candidato, en relación con el resto y a nuestros parámetros. De este modo si una persona es evaluada y no obtiene la nota que queremos, puede ser descartada del proceso.

Estas reglas automáticas permiten filtrar de forma analítica la gran cantidad de currículums que llegan. Depura las candidaturas hasta tener un número manejable de CVs con características indispensables para el puesto.

Una vez que tenemos ese conjunto de seleccionados, la experiencia del reclutador entra en acción. Lo hemos comentado muchas veces, la tecnología es la gran aliada y el profesional el alma del área. Esto nunca cambiará.

Uno de los principales beneficios de usar una herramienta de selección digital es que facilita el trabajo al reclutador y a la vez proporciona una buena experiencia al candidato, ya que, aunque sea descartado de forma digital recibe un mensaje en cada paso del proceso.

Puede sonar banal, pero este es un gran cambio ya que el 70% de los candidatos asegura no haber recibido ningún tipo de mensaje durante el proceso de selección en el que participaba, o incluso cuando éste ha terminado, según una encuesta realizada por Gallup.

Da el siguiente paso

¿Te apetece probar cómo funciona esta tecnología? ¿Quieres ver si encuentras el match perfecto para esa vacante imposible de cerrar?

No lo pienses más, realiza una demo de SherlockHR y comprueba de primera mano que los beneficios a nivel trabajo y KPIs son reales.

La implementación es fácil y rápida y nuestro equipo te acompaña durante todo el proceso para que la formación y el uso no supongan un reto para el equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *