Nuevas estrategias de reclutamiento: conectar con el candidato

atraer_talento_conectar_candidato

Hace ya un par de años se evidencia cómo la atracción de talento y su posterior retención es una de las prioridades de las organizaciones. Las nuevas estrategias de reclutamiento actualmente se centran en el candidato.

Todas las acciones realizadas por RR.HH. a fin de enamorar al talento son fundamentales para el éxito de la organización. Incluso la pandemia ha reforzado esa necesidad y ha modificado partes del proceso para mantener la seguridad de candidatos y reclutadores.

Cabe resaltar que la fortaleza y potencial de una empresa se mide en función del talento colectivo de los colaboradores que trabajan en dicha organización. Por ello, atraer y fidelizar a los mejores profesionales seguirá siendo un objetivo primordial para las empresas.

En plena guerra por el talento, es necesario reinventarse y apoyarse en todos los recursos que tienes a la mano. La carrera por contratar y retener a colaboradores es más desafiante que nunca. El costo de las contrataciones está subiendo un 20% y el de la rotación resulta cada vez más elevado.

Brecha de talento

Muchas empresas han señalado que se evidencia cierta falta de talento y, sobre todo, de trabajadores cualificados. Ello supone una barrera de crecimiento empresarial.

No obstante, existen buenos profesionales; pero estos tienen ciertas necesidades de formación que no se ajustan con la realidad.

El origen de los problemas relacionados con el talento son las tendencias económicas, demográficas y de negocio. El hecho de prescindir de muchos Baby Boomers y su experiencia empresarial, así como los nuevos roles y generaciones que llegan, causan que las empresas estén atravesando un periodo de transición.

Existen habilidades que no se encuentran con facilidad entre los candidatos. Aunque la digitalización está presente en muchos currículums, suele encontrarse una brecha significativa entre lo que se estudia y lo que se aplica en las empresas.

Esta discordancia es una lucha constante entre empresa y universidad. Los profesionales están solventándola mediante nuevos cursos y prácticas en empresas, con el fin de saltar la brecha.

Una estrategia de reclutamiento y un plan de contratación bien diseñados son vitales para el éxito de la empresa. Conjuntamente con estas dos acciones, la marca empleadora ayudará a determinar el atractivo de la organización, y si es o no un destino deseable para los candidatos.

Estrategia de reclutamiento

La búsqueda de profesionales cualificados, experimentados y alineados con la cultura empresarial es una de las acciones que lleva al éxito a una empresa. Sin embargo, antes de contratar, la empresa debe atraer.

Un proceso de selección mal diseñado puede provocar perder a candidatos atractivos durante el reclutamiento o incluso antes.

Es importante considerar los siguientes aspectos al plantear una buena estrategia­:

  • Establecer los objetivos del reclutamiento: número de vacantes, fecha de incorporación, tareas a desarrollar, descripción del candidato-persona…
  • Realizar una job description concebida en exclusiva para ese candidato objetivo. Ello originará que la forma de escribir y publicar la vacante varíe. Quizás ese profesional se encuentre en otros canales en los que normalmente la empresa no postea.
  • Abordar el reclutamiento desde el área de RR. HH. como si se tratara de una campaña de marketing.
  • Determinar cuál es el mejor momento para efectuar el reclutamiento. Establecer un periodo concreto y todas las fases del proceso. Planificar y prever la necesidad de cubrir esa vacante.
  • Ofrecer una grata experiencia al candidato durante su paso por la empresa.

Para poder realizar un proceso exitoso, es necesario analizar los errores y aciertos pasados. Contar con un histórico le permite al reclutador buscar señales del tipo de profesionales que encajan en la empresa.

Si se pretende captar a un candidato pasivo, se recomienda hablar con reclutadores que hayan realizado procesos de Outbound Recruiting. Aprender de otros reclutadores puede ahorrar tiempo y gastos a la hora de encontrar formas de reclutar a candidatos pasivos en el futuro.

Nuevas estrategias de reclutamiento

Existen empresas que han comprobado que sus métodos no estaban consiguiendo los resultados que deseaban. En esos casos, es necesario revisar el proceso y considerar las nuevas estrategias:

  • Social Recruiting: publicar tus vacantes y contenidos de Employer Branding en las redes sociales puede ayudarte a atraer candidatos de calidad en tus posiciones. Se requiere un enfoque activo con resultados a medio y largo plazo.
  • Ampliar la presencia de tu empresa en internet. Poseer una página de Trabaja con nosotros al día e incluir contenido sobre cómo es trabajar en tu organización. Además, publicar tus vacantes en CompuTrabajo y tener actualizada tu página de empresa en nuestro portal.
  • Usar la tecnología para mantener la comunicación con el candidato en cada fase del proceso, así como realizar algunas videoentrevistas.
  • Aumentar la velocidad del proceso. SherlockHR, la herramienta de reclutamiento de nueva generación, permite contratar a un candidato en menos tiempo. Los reclutadores que la usan han podido reducir en un 48% el tiempo dedicado al filtraje de currículums.
  • Fomentar la recomendación de tus colaboradores para crear un programa de referidos.

Conectar con el candidato

La experiencia del candidato ha ido ganando terreno en los procesos de selección. En el 2011, según un estudio de MRINetwork, solamente un 54% de las Pymes en Estados Unidos realizaba un proceso de candidate driven. Hoy el 90% de estas empresas se centra en la experiencia del candidato a la hora de realizar un proceso de reclutamiento.

Existen muchas razones para poner al candidato en el centro del proceso de selección; la principal es que atraer a la fuerza adecuada permite el crecimiento de la empresa.

El 85% de los candidatos indica que la reputación de una empresa es importante al decidir aceptar o no un empleo. Los candidatos consideran las acciones que han visto de marketing para decidir postular o no a un empleo. Por ejemplo, el 14% ha decidido aplicar porque ha visto cómo era trabajar en la compañía, el 12,7% ya que esta se encontraba en el ranking de mejores empresas para trabajar y el 13,8% debido a que les gusta su responsabilidad corporativa.

La imagen de la empresa es fundamental para atraer y enamorar a los candidatos adecuados. Asimismo, todas las acciones de comunicación destinadas a atraerlos cobran cada día más peso a la hora de permanecer en el top of mind de los candidatos.

¿Cómo conectar con ellos?

Dar a conocer la cultura, los valores, las condiciones laborales o los beneficios son modos de fomentar ese magnetismo. Además, este trabajo de atracción influirá directamente en el coste de contratación. Las empresas con una mala reputación pagan el doble por un candidato.

4 de cada 5 candidatos sostiene que la experiencia que reciben durante el proceso es un indicador de cómo una compañía valora a su equipo. Ello, por tanto, origina que acepten o no el trabajo.

El Employer Branding es una apuesta con retorno. La mayoría de los candidatos afirman que mejoraría su experiencia si los empleadores establecieran un calendario claro del proceso de contratación.

Además, el 53% de los candidatos quiere recibir una descripción clara del trabajo y saber lo que se espera de ellos.

La comunicación sigue registrando las peores notas a la hora de evaluar un proceso. El 33% de los postulantes desea recibir un correo electrónico automático después de presentar la solicitud y el 75% afirma que nunca han recibido un mensaje por parte de la empresa al ser descartados de una vacante.

Es hora de cambiar esas conductas. Atraer al mejor talento puede suponer mantenerse y crecer, mientras que no hacerlo puede llevar a la desaparición del negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *