Primeros pasos para sobrevivir a la pandemia: transformación digital de la empresa

sobrevivir_a_la_crisis

Si algo se ha aprendido debido a esta crisis de salud es que no resulta posible sobrevivir a la pandemia sin emprender la transformación empresarial y la digitalización. Sin duda, las empresas que mejor están saliendo adelante en esta situación son las que han invertido en tecnología, han involucrado a todo su equipo para adaptarse a este cambio y han entendido que es necesario ser más eficientes para responder a dicho proceso de transformación.

Esa eficiencia, debe iniciarse desde el interior de nuestro departamento de RRHH y en el mismo momento de la atracción de candidatos. Sumar el talento que mejor encaja con lo que somos y con lo que exige la realidad actual, son tareas en la que debemos salir triunfantes. Llegar a nuestro candidato ideal es lo que va a garantizar el éxito de la compañía.

El capital humano, la tecnología y la transformación digital son imprescindibles para seguir  avanzando al ritmo que lo hace la evolución del mundo y ser competente en este mercado.

Tecnología para facilitar el trabajo

La experiencia del último año nos conduce a entender la necesidad de transitar hacia una verdadera transformación de la manera de hacer las cosas. De forma acelerada nuestros equipos de RRHH y selección tuvieron que pasar algunos de los procesos, de lo tradicional a lo digital, de lo manual a la automatización, manteniendo por supuesto la esencia de la empresa, y tratando de generar ahorros en tiempo y costos, sin perder  de vista los objetivos económicos de la compañía.

La tecnología permite que nuestra área pueda funcionar con mayor precisión gracias a que, con herramientas como SherlockHR, la plataforma de reclutamiento digital más utilizada en Latinoamérica, nos permite diseñar un funnel de reclutamiento que nos permite filtrar hasta llegar a nuestro candidato ideal facilitando un reclutamiento colaborativo en el que cada miembro del equipo o persona involucrada en el proceso de selección, estará enterado de las fases en las que deba participar y de la información que se va generando.

Otra de las grandes ventajas de la digitalización de tareas es la agilidad que nos brinda en los procesos. Recordemos que se ahorra entre un 50 y un 70% del tiempo dedicado al filtraje de CV por grado de adecuación, también reduciremos tiempo gracias a la comunicación automática con el candidato en cada una de las fases del proceso o al poder multipublicar la oferta en los canales que mayor efectividad tienen, en un solo clic.  

Equipo transformador

Para que se produzca un cambio así dentro de la empresa, es importante contar con el entusiasmo y el trabajo de todo el equipo y qué mejor manera de motivar que reducir los tiempos de las tareas más tediosas para poder dedicarlo a la parte más valiosa del proceso: las personas, o a tareas de estrategia.

Las cosas están cambiando, hemos de desterrar de toda la organización frases como: “esto siempre se lo hemos a hecho así” y sin duda hemos de empezar por nuestro propio departamento, el que lidera el cambio. Pero no hemos de olvidar la importancia de que todo cambio supone un tiempo de aprendizaje y adaptación.

La importancia de una comunicación birideccional y continua

Si hay algo que ha aumentado considerablemente en todas las empresas, a nivel mundial, y se ha hecho más transparente, como consecuencia de la pandemia, en el ámbito empresarial, es la comunicación. A lo largo de todos estos meses ha sido la gran herramienta para mantener a los equipos unidos y motivados.

Y así lo va a exigier el candidato que está en medio de un proceso. Esta comunicación debe ser constante de manera que se brinde una excelente experiencia desde antes incluso de entrar a formar parte de la organización, a través del contacto en cada fase del proceso; aunque estos mensajes tarden un poco en llegar.

Las personas que se inscriben a una oferta de empleo quieren saber cómo evoluciona, en qué parte del proceso está e incluso conocer cuándo ha terminado, aunque ellos no hayan sido contratados.

Estos requerimientos de los postulantes implican un trabajo que requiere mucho tiempo si no se digitaliza. Por este doble motivo: la experiencia del candidato y tratar de ahorrar tiempo al reclutador, SherlockHR permite automatizar los mensajes y personalizarlos para cada una de las fases del proceso.

De este modo, aunque tengas más de mil inscritos en una vacante, todos recibirán un email de confirmación y también conocerán de primera mano cómo evoluciona el proceso. Así brindar feedback a los candidatos deja de ser una tarea tediosa que toma muchas horas para convertirse en una minitarea que se puede realizar en menos de 15 minutos, considerando a todos los participantes del proceso y a lo largo de toda la candidatura.

Cambios para salvar el negocio

Avanzar, digitalizarse, reaprender, adaptarse al cambio… son palabras que estamos escuchando durante todos estos meses, pero ciertamente no son palabras vacías. Son acciones necesarias para sobrevivir a la pandemia y, a la vez, ser competentes en el mercado.

Nokia, la compañía de teléfonos móviles, es uno de los ejemplos más típicos de fracaso en cuanto a adaptación al cambio y llama doblemente la atención, por su carácter tecnológico. Fue de las primeras en salir al mercado y tenía una gran cuota. Sus celulares eran los más demandados; sin embargo, no supieron adaptarse a los cambios y dejaron de ser competentes. Quedaron aniquilados por su competencia, la que ya tenían y la nueva que surgió de la alta demanda del producto. Es importante recalcar que, como sucede con las especies vivas, si no existe adaptación en las compañías, entonces finalmente acaban desapareciendo.

La historia nos tiene acostumbrados a que los cambios se vean lentos en el día a día y rápidos si los miramos con retrospectiva; sin embargo, en la última década nos hemos adaptado a los móviles, internet, computadoras, pantallas y rapidez. Va tan rápido el avance de la tecnología que hasta nos permite ser conscientes en nuestro día a día.

El 2020 ha acelerado mucho más esta evolución y adaptación. Ahora no tardamos cinco años en ponernos a punto, sino que debemos hacerlo en apenas unos meses.

Una de las claves de la supervivencia es implementar en la esencia de la empresa el pensamiento de transformación e innovación. Por ello, estos cambios se trasladan a todas las áreas de la empresa y Recursos Humanos no es la excepción, sino el motor del cambio. Ya no es posible realizar un reclutamiento como antes y tampoco retener el talento solamente mediante aumentos de sueldo.

La retención va más allá del dinero. Es importante analizar cómo se trata a los colaboradores en la empresa, si existen oportunidades de crecimiento o si se consideran sus problemas personales y se les permite tener cierta flexibilidad para conciliar ambos mundos.

Ahora más que nunca la experiencia se encuentra por encima del producto, aunque este tampoco debes descuidarlo.

Usa las herramientas que tengas a tu alcance para adaptarte a este mundo y hacer de tu empresa un gran lugar para trabajar. Apóyate en la tecnología y convierte los viejos hábitos en otros más eficientes y rápidos y continúa liderando la transformación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *